jueves, 10 de diciembre de 2015

Llamale Pepe...



Ya estan aqui, ya se sienten en el ambiente viene con el frio, con la D de Diciembre y se te mete en los huesos, se empieza con las busquedas de regalos para grandes y pequeños, las comidas y cenas de empresas y/o con amigos que despues vienen los compromisos familiares y vayamos a pollas que no nos veamos hasta el año que viene y otro año mas me veo diciendo: No me gustan las Navidades...

Mira que me regodeo y me siento tela de orgullosa cuando digo que soy rara y una especie única y en extinción venida directamente de las entrañas de Marte, pero en esto no, en esto soy de lo más normalita del planeta porque a mucha gente no le gustan...


Cada quien tiene sus motivos, unos por añoranza de la gente que falta, tanto los que se fueron para siempre como aquellos, que por más que el turrón lo grite cada año, no van a volver a casa por Navidad, coño que diga lo que diga el PP seguimos en crisis y el tren cuesta un riñon...

A otros les afecta la pérdida de la magia e ilusión y es que... manda huevos que los Reyes Magos no sean ni reyes, ni magos coñoya! que por no ser de verdad, no lo son ni los negros de las cabalgatas...

Algunos es porque ven lo hipocrita de unos dias donde hasta el mas ateo celebra el nacimiento del Niño Dios y pone un Belén...

No faltan aquellos que se creen en la obligacion de poner buena cara y una sonrisa de oreja a oreja aunque no les llegue a los ojos, que hay que ser feliz carajo! que la Navidad lo lleva como eslogan...

Pues a mi es que no me gustan las Navidades, a mi me gusta rebuscar en mi memoria y encontrarme con el olor a masa fresca de pestiños o roscos de vino que hacia mi abuela mientras se freian, el sabor de la masa de las croquetas de marisco, las melodias de las canciones de aquellos vinilos de salsa que mi padre guardaba como oro en paño para las ocasiones especiales, los ecos de la risas de mis hermanos mientras planeaban un asalto furtivo a la cocina, la certeza en la luz del brillo de sus ojos: Papa Noel existe!! es de verdad yyyyy yo lo he visto por la ventana con trineo y to!!!, el sonido del papel de regalo rompiendose alrededor de un arbol de navidad con mas luces que la Gran Via en campaña electoral, los gritos de la lucha por el sitio en la mesa y en sofá, las discusiones por el cambio de música cuando la cosa degeneraba a Pimpinela, Rocio Jurado o a El Puma, los besos con la boca llena de uvas, una copa de champan en la mano y la alegria de estrenar contigo un nuevo año, los rollitos de mi madre, nunca nadie los hara mejor, la salsa rosa, nunca nadie la hara mejor que mi Wi, el lambrusco ese es todo mio, los bailes del salón subida a los pies de mi padre...

Mas tarde cuando los Km se hicieron distancia han seguido sin gustarme las Navidades, pero si que me gusta poner la mesa grande, colonizar la casa de A y E y hacernos fuertes alli, me gusta como A aguanta la risa hasta que explota en una carcajada mientras nos lanzamos puyas, la NiÑa saltando de la cama a las 6 de la mañana para empezar su busqueda de regalos con la emoción danzando en su mirada, los abrazos de oso de J y A, la sonrisa de Ojos Negros cuando le vuelve a tocar el haba del roscón, los arroces con bogavante, las sobremesas, las copas de pacharan y licores de hierbas, las tartas heladas en Diciembre,  las partidas de esos juegos en los que todos ganamos aunque la NiÑa mas...


No me gustan las Navidades, a mi me gusta compartir los momentos con la gente que quiero, llamale PEPE y que las disfrutes!