sábado, 30 de enero de 2016

Preguntas trampa...



La NiÑa
lleva desde el martes en casa que estamos malitas, con esa energia y esa creatividad desbordante que tiene yyyy sin desfogar, esta casa es poco menos que zona de guerra...
 

En esta semana La NiÑa ha inventado cuentos hasta con moralejas, palabras, canciones, juegos para dos, ha hecho el pino en la cama, ha dado volteretas, ha llorado, se ha quejado, ha gritado, se ha enfadao y ha pregunto mil y una cosas, y es que una semana es una pequeña eternidad cuando el aburrimiento ahoga yyyyyy da pa muuuuucho...

La NiÑa: Mamá esto que es?
 

Por supuesto no la miro que estoy a mi cosas, esas tan poco importantes como terminar de hacer la comida

Yo: el que?

La NiÑa: pero mamá mirarme, que que es esto!!

Yo: ah un tampax
La NiÑa: y para que sirve un tampax?

La miro, me mira, entramos en un duelo de miradas que se que voy a perder asi que miro a mi alrededor buscando una salida, ella sigue sosteniendome la mirada meneando de un lado al otro el tampax... y hago lo que todas las madres harian...

Grito como una condenada NIÑA TU NO TIENES UN PADRE, EH EH??? POR QUE SIEMPRE ME TIENEN QUE TOCAR A MI LAS PREGUNTAS TRAMPA???

martes, 12 de enero de 2016

Hoy...



Hoy buscando en un cajón encontré unas cuantas fotos tuyas, mias y de la NiÑa cuando aun era la Bebé, mi primer impulso fue llamarte para contarte mi gran hallazgo y escucharte reir mientras recordabamos aquellos días en los que Bebé era una ratilla. Hoy como todos los días tuve ganas de escucharte, de reñirte por no cuidarte y de escucharte decir CARIIII SI ESTOY BIEN...

En estos días he descubierto que da igual lo que esté haciendo cualquier cosa es buena para presionar los resortes de mi memoria y que cosas tan tontas como una canción, una foto, un olor, un sabor, una textura me hace recordarte, evocarte y llevarme hasta ti... e irremediablemente al dolor de saber que ya no estás...

Quizás un día los recuerdos no me aneguen los ojos, ni hagan llorar a mi alma, quizás algún día la tristeza al recordarte no empañe la felicidad de haberte tenido, quizás algún día aprenda a vivir con este vacío que dejaste, quizás algún día la herida no esté en carne viva y se haga callo... quizás algún día, pero no hoy


Hoy me faltas, hoy me dueles, hoy, sólo puedo seguir llorándote...