viernes, 30 de octubre de 2009

Agua de borrajas


-"Buenos días, mire me llamo Bárbara y me llamasteis ayer para hacer una entrevista de trabajo"-

-"espere, un momento que la persona que tiene que entrevistarle aun no ha llegado...y yo no se si va a venir hoy"-

Despues de una hora yo sigo sentada en la barra del bar, esperando al impresentable que me tiene que entrevistar, he repasado mentalmente porque estoy aqui sentada, cuando me prometí a mi misma que jamas volvería a trabajar en una cocina, dos años entre fogones, cacerolas y cuchillos fueron más que suficiente. A pesar de todo aqui estoy espernado a que al buen señor le de por aparecer...

-"Oye tu, ven aqui"-

-"¿perdone esta hablando conmigo?"-

-"Si coño, ¿no me estabas esperando, para la entrevista?"-

-"Ah si, si, voy"-

Durante el tiempo que llevo espernado han entrado 4 mujeres mas preguntando por el tipo, y el habia entrado y yo perdida en mis pensamientos, ni me habia dado cuenta. Me conduce hacia la puerta de un almacen, entra y me deja afuera....

10 minutos despues sale del almacen yo sigo alli plantada espectante, nuevamente pienso que leches hago yo alli. Me conduce hacia una mesa al fondo del salon...

-"bueno cuentame que experiencia tienes en la cocina"-

Contra todo pronóstico me encuentro contándole al tipo mis dos años en una cocina...

-"¿Y los postres?"-

-"¿EH?,ah si, bueno, los postres estaban hechos pero si tengo que hacer natillas, arroz con leche y cosas por el estilo no hay problemas...."-

-"¿Quieres un trabajo estable o esto solo es una cosa temporal..."?-

Temporalisimo, no quiero estar, mas del tiempo necesario trabajando para ti gilipiiiii.

-" necesito un trabajo estable y no temporal..."-

-"Pues veras, el trabajo no es para este restaurante"-

-"¿Como?"-
- "No, es para un restaurante que tenemos en un poligoo llendo para el xanadu... ¿tienes coche?"-

-"No".-

-"No pasa nada por alli para un autobus... creo"-

Ah vale,el idiota cree que pasa un autobus por alli,hay que jorobarse. Me da miedo preguntar pero lo hago... -"¿y el horario?"-

- "Si el horario, es muy bueno... de 8 de la mañana a 17 de la tarde eso de lunes a sabados y los viernes y sabados ademas de 21 a 00:30 de la noche. y todo esto por 1200€ al mes ¿Que te parece?"-

¿Que que me parece? pues me parece que eres un hijo de puta que te estas aprovechando de la situacion que tenemos hoy en dia en este maldito pais... -" Pues me parece que eso no era lo que decia la oferta del INEM, pero bueno..."-

-"Pues ya te llamaremos para hacerte una prueba de 3 dias, ¿vale?"-

OK.

Salgo del local como alma que lleva al diablo... no sé si es peor que existan tipos de esa calaña que cren que pueden comprar tu vida por 4 perras, o que haya señoras tan desesperadas por su situación económica límite que no le quede más remedio que darle las gracias al tipo eso por explotarlas.

Al dia siguiente bien temprano formulé una queja formal en la oficina del INEM, que habrá quedado en agua de borrajas...

jueves, 29 de octubre de 2009

A modo de presentación...


La primera vez que vi Madrid, fue a través del cristal trasero de una Vanette, iba junto con mi madre, mis hermanos y unos amigos de mis padres camino de Bermeo, me pareció una cuidad triste, quizás porque la vi demasido gris (el cristal estaba cromado), de aquella primera vez retuve una imagen en la retina y un pensamiento:"JAMAS VIVIRE EN MADRID".

La primera vez que visité Madrid, fue por arrebato veraniego, 10 días antes había conocido a un chico de ojazos negros, que por suerte o por desgracia era madrileño, aquella primera visita no hizo más que confirmarme que la capital del reino no era un lugar para mi y aseguré con más determinación si eso era posible..."JAMAS VIVIRE EN MADRID".

A esa primera vez le sucedieron muchas segundas veces y muchos kilometros de viajes de ida y vuelta, ojos negros y yo teniamos ante nosotros un gran reto, continuar con una relación llena de carreteras, la cual no teniamos muy claro a donde nos conducirian, lo que estaba claro era que..."JAMAS VIVIRIA EN MADRID".

La primera vez que miré el predictor, ojos negros, al otro lado del telefono 700 kms al norte, me hizo la pregunta del millón tantas veces formulada "¿Y AHORA, VENDRAS CONMIGO A MADRID?"...

La primera vez que vi la cara de nuestra hija, estuve segura de que había tomado la decisión correcta: VIVO EN MADRID, con el chico de ojos negros que me conquistó en tan solo 24 horas y con nuestra hija de 21 meses.

Durante esos 21 meses ha habido muchas primeras veces, he aprendido mucho y aún así... me da un miedo tremendo esta ciudad, demasido grande, demasida gente, demasido ruido, demasido fria, demasido gris... Pero en ella está mi hogar, mi familia y tendré que empezar mi nueva vida...

¿Os gustaría acompañarme?