martes, 11 de noviembre de 2014

Mañana será un buen día...



Llegamos a casa y mientras le preparo la merienda, Bebé parlotea sobre su día:

Bebé: Mamá, si es que encima de que me has levantado de noche, me has llevado corriendo al desayuno, que estaba lloviendo, mamá, que me han obligado a comerme TRES galletas, mamá, TRES galletas, eh?? ahora va y H P me vomita encima, es que no podía haber vomitado para el otro lado, nooo, mama me ha vomitado encima de mis mayas nuevas y no veas que asco mama, es que he tenido un día muy malo mama, verdad mamá?-

La miro tratando de no reírme que Bebé ha tenido oficialmente su primer mal día, y le digo lo que toda una buena madre tiene que decir
Yo: si Bebé, ha sido un día nefasto-

Bebé:  si, mamá porque encima tú en el examen ese feo y claro cuando te ha llamado B no estabas, y no has podido venir a cambiarme, mamá y ha tenido que venir la mamá de A a ponerme un pantalón de ella porque el pantalón que A en tenía conserjería me quedaba pequeño, porque soy muy grande verdad mamá??

Vuelvo a tratar de ser una mamá ejemplar y sigo sin reírme, vamos que estoy que no me lo creo ni yo, pero me temo que si me río o se me ocurre sonreír voy a desatar a una bestia del infierno, así que por la cuenta que me trae mejor ni la miro y digo lo que toda buena madre diría en estos momentos:

Yo: si, Bebé, creces por las noches como los pepinos-

Ella sigue a su rollo casi sin respirar dando vueltas a mi alrededor

Bebé: si mamá que menos mal que el pantalón de A me quedaba un poco bien, pero es que mamá menos mal que has venido por fin aunque jolín! he tenido que cambiarme otra vez de pantalones, mamá es que tres veces mamá, los de A, los de la mamá de A y los tuyos-

Yo: bueno Bebé no es como si hubieras estado picando piedras, no?

En ese momento me fulmina con la mirada y no se digna a contestarme cosa que agradezco enormemente. 

Bebé: y encima mamá me he quedado sin tiempo de juego porque tú me has hecho un sándwich muy grande

Está claro que sus prioridades no son las mías ni muchísimo menos... de repente abre la boca y pienso que me va a dar un bocao se mete un dedo hasta le fondo estoy segura que si me pongo puedo verle el duodeno desde aquí, casi sin cerrar la boca me dice:

Bebé: yyyyy encimaaaa me esta saliendo una muela, mira mamá no veas como duele casi no he podido comer mamá, así que... hoy he tenido un día de mala suerte, verdad mamá-

Yo: si Bebé, has tenido un mal día

Bebé: si mamá, pero sabes qué?

Yo: qué Bebé?

Bebé: que los días de mala suerte solo duran un día, y este ya se esta acabando, así que... MAÑANA TENDRÉ UN DÍA DE BUENA SUERTE!!!

Con un sonrison que ilumina el día mas oscuro, me abraza saltando... estoy convencida que si en la suerte influye la actitud ella mañana tendrá su buen día

sábado, 1 de noviembre de 2014

De muertos, santos, y fiestas varias...



Entre diazepanes, antiinflamatorios, meñiques fisurados, examenes chungos, 500 mandarinas terroríficas, calabazas varías y brochetas de esponjitas tenebrosas, que esta semana hemos tenido de todo como en botica, llegamos al viernes 31...

Empezamos el día a las 11 de la mañana que como dice La Presi  "hay (habia) un motón de cosas por hacer petardas!" y el gimnasio es tela de grande y ayer se nos hizo aún más inmenso. Necesitabamos como media tonelada de teladearañas, cadenetas de fantasmas, caraveras, bichos y muñecotes siniestros varios para decorarlo y tenerlo listo para la hora H....

Debo reconocer que no las tenía todas conmigo, ¿qué le hacemos? una, que tenia el dia retorcido y atravesao y durante la mayor parte de la mañana creí que no lo ibamos a lograr, C (que ya tiene titulo y es La Generala) trataba de manter la calma y la fé y mira que estaba difícil y es que no todos los días el equipo está a pleno rendimiento,  que somos humanas y a pesar de los pesares no somos maquinas coñoya!...  Pero ahí echamos el resto, somos pocas las manos pero incluso en un mal día nos cunde una cosa exagerá y como siempre que tenemos entre ceja y ceja un objetivo dimos todo y un poco más de lo que cada una tenemos para dar...

Si, definitivamente la fiesta de Halloween estuvo genial 170 pequeños diablillos, monstruos, brujas, hadas malvadas, vampiros, esqueletos, zombies de toda clase y colores se lo pasaron de muerte, rieron, bailaron, jugaron, brincaron... que en definitiva era lo importante.


Miro a Bebé, con la voz ronca y con mas cara de "morida" que anoche disfrazada de Katrina revoleada en su sofá abrazada a su almohada me dice que quiere dormir la siesta.... Y pienso en los pequeños grandes invisibles de todo esto, nuestros bebés, que están en todas desde el primer minuto hasta el último, sin quejarse, colaborando, ayudando y estorbando a partes iguales en todo lo que pueden....

Nuestros peques que pasan más horas que un reloj en el cole (que ya casi es como su casa) y de los que de repente nos acordamos cuando alguna pregunta:

- ¿¿Ehh dónde estan los niños??-

Y alli están ellos, salvajes perdidos en el patio, en la biblioteca o donde encarte jugando, cuidando los unos de los otros y haciéndose su pequeña gran familia...

Hoy mientras miro a mi Bebé que esta derrotada, chinchosa y todo lo porculera que no estuvo ayer, estoy convencida que las cosas que organizamos en el AMPA salen de puta madre por varias cosas que se confabulan, para empezar por el apoyo de la junta directiva del cole y el consejo escolar por la confianza que depositan en nosotras dandonos via libre para llevar a cabo las actividades. Gracias al tiempo, el esfuerzo, la ilusión que invertimos nosotras (chochetes sois una pasada). Gracias a la ayuda, el apoyo y el amor de nuestros caris, churris y pixis. Tambien a la ayuda de unas (muy) pocas mamás que siempre estan para que necesitemos (nuestras comodines M, R, M y R) que se embarcan en cada una de nuestras locuras, ayudando colaborando limpiando y haciendo cualquier cosa que le pidamos o no. A V a la que solo tenemos que decirle ven y ella lo deja todo

Pero sobretodo es posible gracias a nuestros peques, nuestros chicos todoterreno J, A, J, C, Y, H y E.

PD: Para la proxima una sin cebolla coño!!