martes, 11 de noviembre de 2014

Mañana será un buen día...



Llegamos a casa y mientras le preparo la merienda, Bebé parlotea sobre su día:

Bebé: Mamá, si es que encima de que me has levantado de noche, me has llevado corriendo al desayuno, que estaba lloviendo, mamá, que me han obligado a comerme TRES galletas, mamá, TRES galletas, eh?? ahora va y H P me vomita encima, es que no podía haber vomitado para el otro lado, nooo, mama me ha vomitado encima de mis mayas nuevas y no veas que asco mama, es que he tenido un día muy malo mama, verdad mamá?-

La miro tratando de no reírme que Bebé ha tenido oficialmente su primer mal día, y le digo lo que toda una buena madre tiene que decir
Yo: si Bebé, ha sido un día nefasto-

Bebé:  si, mamá porque encima tú en el examen ese feo y claro cuando te ha llamado B no estabas, y no has podido venir a cambiarme, mamá y ha tenido que venir la mamá de A a ponerme un pantalón de ella porque el pantalón que A en tenía conserjería me quedaba pequeño, porque soy muy grande verdad mamá??

Vuelvo a tratar de ser una mamá ejemplar y sigo sin reírme, vamos que estoy que no me lo creo ni yo, pero me temo que si me río o se me ocurre sonreír voy a desatar a una bestia del infierno, así que por la cuenta que me trae mejor ni la miro y digo lo que toda buena madre diría en estos momentos:

Yo: si, Bebé, creces por las noches como los pepinos-

Ella sigue a su rollo casi sin respirar dando vueltas a mi alrededor

Bebé: si mamá que menos mal que el pantalón de A me quedaba un poco bien, pero es que mamá menos mal que has venido por fin aunque jolín! he tenido que cambiarme otra vez de pantalones, mamá es que tres veces mamá, los de A, los de la mamá de A y los tuyos-

Yo: bueno Bebé no es como si hubieras estado picando piedras, no?

En ese momento me fulmina con la mirada y no se digna a contestarme cosa que agradezco enormemente. 

Bebé: y encima mamá me he quedado sin tiempo de juego porque tú me has hecho un sándwich muy grande

Está claro que sus prioridades no son las mías ni muchísimo menos... de repente abre la boca y pienso que me va a dar un bocao se mete un dedo hasta le fondo estoy segura que si me pongo puedo verle el duodeno desde aquí, casi sin cerrar la boca me dice:

Bebé: yyyyy encimaaaa me esta saliendo una muela, mira mamá no veas como duele casi no he podido comer mamá, así que... hoy he tenido un día de mala suerte, verdad mamá-

Yo: si Bebé, has tenido un mal día

Bebé: si mamá, pero sabes qué?

Yo: qué Bebé?

Bebé: que los días de mala suerte solo duran un día, y este ya se esta acabando, así que... MAÑANA TENDRÉ UN DÍA DE BUENA SUERTE!!!

Con un sonrison que ilumina el día mas oscuro, me abraza saltando... estoy convencida que si en la suerte influye la actitud ella mañana tendrá su buen día

3 comentarios:

  1. si es que un día así... tuvo que cambiarse tres veces mujer !
    ...un besazo a las dos

    ResponderEliminar
  2. jajajaajajaajajajaajaja pa mi que es de lo que mas le molesto!! un besote chata!!

    ResponderEliminar
  3. Me he reído! Beso!!! Beso a E y a M y a Ti!!!

    ResponderEliminar