jueves, 7 de agosto de 2014

El patio de mi casa es particular.....



Tengo 35 años, se me ocurrió nacer en el 79 por lo que viví una infancia en los 80 a los que si también yo como toda una generación milagrosamente sobreviví sin cascos protectores, ni muñequeras, ni coderas, ni rodilleras como atestiguan  un par y medio de cicatrices de guerra que son recordatorio permanente de mis proezas y las mil horas que pasaba en la calle haciendo el cabra.

También tuve una adolescencia en los 90 a la cual asombrosamente sobreviví cantando las canciones de la Laura Pausini, con un Tetris de los 20 duros, con un Tamagochi de imitación que el original costaba una pasta y no estaba el horno para bollos, sin una videoconsola, ni una tablet, ni 18000 canales de series americanas para adolescentes, ni tan siquiera un jodiomovil que echarme a las manos.

Hasta los 2000 no tuve mi primer ordenador una cosa enorme que pesaba un quintal con una pantalla que tenia mas culo que yo yyy que me costo un pastizal y medio porque llevaba el maravilloso y recién estrenado Windows XP, fue mi primera gran compra "adulta" que pague con el sudor de mi frente después de estar ahorrando como 6 o 7 meses y la inestimable ayuda de mis padres, para conectar a internet había cibercafés, a los que ibas media hora o lo justo para enviar un par de mails, porque no existían las redes sociales yyyy además costaban una pasta gansa...

La cosa es que... desde hace unos días he estado recordando cada vez mas aquellos maravillosos años, en los que usando una botella cortada de cocacola y un globo hacíamos unos tirachinas (en nuestro caso tirameblis del carajo), en los que podía pasarme horas jugando a la comba, al elástico, a la rayuela, al pilla-pilla, al tu la llevas, al pollito ingles, al balón prisionero, a los cromos, a los meblis (canicas), los trompos, cuando hacíamos guerras de guerrillas con globos de agua corriendo por todo el patio, inagotablemente hasta que la madre de alguno (cada día le tocaba a una, parecía que se turnaban) se asomaba por la ventana gritando que o se subía o bajaba ella a por quien fuera, entonces como si se hubiera activado un plan de evacuación de emergencia cada cual corría a su casa, fuéramos a pollas y nos cayera el peor castigo del mundo mundial... no poder bajar a la calle el día siguiente!!

Si es que era una gozada ser niño y estar de vacaciones y que los adultos fueran conscientes de que eramos niños y que, salvo excepciones que siempre las ha habido, entendieran que los niños juegan, ríen, gritan, corren, saltan, dan balonazos y que dependiendo de cada cual y su resistencia al dolor o a las ganas que tenga de segur jugando si se caen y se raspan la rodilla, la barbilla o se clavan el manillar de la bicicleta en el pecho lloran como si necesitaran una amputación de urgencia o no...

El caso es que echo la vista atrás y pienso que no todos los tiempos pasados fueron mejor indudablemente, pero no puedo dejar de notar las sutiles diferencias... 


No había ni chispa de seguridad, hacíamos el cafre cosa mala y no pasaban más cosas porque... estoy absolutamente convencida de la existencia de los ángeles de la guarda. Pero ganábamos en humanidad, aprendíamos a jugar a trabajar en equipo, a perder y a sobretodo ganar, a soportar y a sobreponernos a las frustraciones, a hacernos fuertes y a sobreponernos a los golpes, a ser alfa o beta según tocara, a cuidar y a proteger a los más pequeños, a ser empáticos, joder si no dolía un huevo y medio cuando tu vecino de caía de boca y se dejaba los piños contra el suelo, y a lucir con orgullo las costras...

Hoy veo a Bebé manejar una tablet, el ratón del ordenador mejor que yo, al igual que el mando de la tele, rodeada de mil cosas a las cuales no le presta la menor atención más de 5 minutos seguidos una niña de 6 años y medio que no sabe distinguir el aburrimiento con el hambre y que joder  como puede estar aburrida???....

Después bajamos al patio de la urbanización en que vivimos, uno enorme que tiene un tobogán con caseta y suelo acolchado para los peques, unos 20 bancos para los adultos junto con unas 30 farolas y una estructura para ponerle un sombrajo que en 6 años nunca se ha puesto ni creo que jamás se ponga...

Bebé y los demás chiquillos pillan sus pistolas de agua, después que vaya a abrir la llave de paso de los grifos, que un vecino muy amablemente se encarga de cerrar para que no se juegue con el agua que es un bien escaso y no es como para estar derrochándolo en polladas y gilipolleces como guerras infantiles, ellos recargan y empieza la batalla en la que terminamos mojados hasta el apuntador con madres gritando alguna que otra amenaza terrible a la que por supuesto ellos responden con una gran ofensiva, el poder, las risas las carreras están en sus manos y sus pies...

Después cuando menos lo esperan, ponemos fin a la guerra sacando una cuerda y lanzando al aire la pregunta... ¿¿quien quiere saltar a la comba?? y entonces ordenados empujándose unos a otros entre mas risas se preparan para saltar, cuentan los saltos que hacen cada uno, se animan, se explican sus diferentes técnicas y se abrazan celebrando como si fuera la mayor de los logros dar un salto mas o se consuelan si fallan la próxima seguro, seguro que para la próxima vez que le toque lo hará mucho mejor...

Sinceramente, puedo llegar a entender que los niños son molestos, que los padres incluso lo somos más, que hay personas que sus circunstancias personales y/o profesionales hacen que sus vidas sean incompatibles con los horarios y las vidas de los niños en vacaciones, e incluso entiendo que no te gusten, seeeguro que algún día tienen un hijo les viene de fábrica con el botón de mute incorporado y un smartphone en su sistema desde el cual podrá aprender leyendo la wikipedia que es jugar con otros niños en las vacaciones de verano... 

Lo que sinceramente me da lástima es que no recuerden lo que es ser un niño o quizás solo sea que no tuvieron una infancia??.... como sea, en septiembre ya nos lincharan por herejes y permitir que nuestros hijos sean niños y jueguen en la seguridad de un patio grande y cerrado a las inconcebibles horas de las 12 de la mañana hasta las 14 de la tarde y desde las 18 a las 21:30, coño que el personal trabaja y hay que madrugar o en su defecto trabaja de noche y de día duerme asi haga 40 grados y haya luz solar hasta las 22 que haga el meterse en la cama cualquier cosa menos atrayente, en la reunión extraordinaria de vecinos cuyo orden del día sera: "prohibir que los niños y sus puñeteros padres bajen al patio que según parece no es recreativo y es solo de paso, los bancos, los palos para el sombrajo, la zona infantil y etc... que grita a gritos que es un patio recreativo y de disfrute de los vecinos, resulta que es solo una muestra de arte moderno y están solo para adornar.

Mientras septiembre llega y ajena a disputas de adultos de las cuales ni sabe, ni necesita saber, ni entendería... Bebé lleva tres días como loca: ENTRÓ EN LA COMBA Y SALTÓ 11 VECES SEGUIDAS!!!  y mierda si ese no es el jodido gran logro del momento!!

3 comentarios:

  1. Decía que yo me catalogaría en la segunda clasificación, la de los intolerantes que desean que la infancia de los demás pase sin demasiado escándalo y que termine de una buena vez de pasar, sin embargo, que tienes toda la razón!! Es muy triste no recordar la felicidad de jugar en la propia infancia. Que lindos recuerdos tienes, que maravilloso debió haber sido crecer como tu e imagino que por eso eres la persona que eres. Así que en bien de esos futuros adultos, para que sean gente como tu y no como tus vecinos, te deseo de todo corazón que las fuerzas del bien prevalezcan, que la integración y la tolerancia ganen a la estulticia y al egoísmo y que sean felices, sobre todo los niños, sobre todo la bebe. Éxito en la cruzada contra las fuerzas de la opresión.

    ResponderEliminar
  2. Panda me mareaaaaasss!!! jajajaajajaja decia yo queeee a mi me encanta cuando te imagino gruñendole a los niños jajajaajajaaja, tambien yo lo hago, les grito y les digo cosas terribles que los deja clavados en la sitio con los ojos como platos tipo: eh!!! (expresion cabrera que es superefectiva para que dejen de hacer el gamba en cero coma ) si haces caso de Bebé en mis mejores momentos soy una bruja piruja, peeeeero igualmente estoy convencida de que las personas para ser personas y saber relacionarse con las personas, necesitan de otras personas... en la Era donde la tecnologia lo abarca todo y donde las relaciones personales pasan por un pc o la app de un movil (al diablo gracias por eso porque he conocido a gente maravillosa e importantes en mi vida como tu), donde los niños se pasan horas juagndo con una maquinita o viendo la tele... creo que es fundamental que sepan como relacionarse entre ellos jugando, cooperando, compitiendo, riendo, gritando, llorando y compartiendo experiencias que, como para mi y para muchos otros, seran partes de su educacion y de sus vidas siempre... Mi cruzada no esta en molestar a mis vecinos intolerantes, mi cruzada esta en que mi hija construya recuerdos que pueda algun dia rescatar con una sonrisa en sus labios... que te digo? hay muy pocas cosas que se puedan comparar con la sonrisa, el brillo de los ojos y la cara de Bebé cuando consiguio saltar la comba

    ResponderEliminar