jueves, 4 de febrero de 2010

Magia



Entro en la sala

- Paisanaaaa!
- Dime Nano
- Que al final el Topi no puede venir
- Anda y eso?
- Pues verás se ha roto un dedo del pie y le han escayolado
- Juer, pero va a ir a ver a sus abuelos?
- Si, creo que si
- Y porque no nos vamos nosotros a verle a el?
- Pues vale, se lo comento
- Okis

Dos días más tarde Topi entra en la sala....

- Hola topi, que tal?
- Pues nada aqui con el pie jodio
- Ya me ha contado el Nano
- Oye, que no si se te parece bien que nos acerquemos nosotros...
- Si, claro, pero alli no tengo internet
- Bueno pues dame tu numero de telefono y te llamo y quedamos okis?
- Vale...

Después de una semana hablando todas las horas que podiamos superando con creces la estadistica de casi dos años, el Nano y yo estabamos llegando...

Aún no habia bajado del autobús cuando le vi alli sentado en la parada y en ese momento me quise morir...

- Hola topi...
- Hola Bárbara...

Mirada fija en los ojos, y silencio...

- Vamos a tomarnos una cerveza?
- Si, claro...

Sus ojos me traspasan, me analizan detrás del vaso, su boca sonrie y yo no puedo parar de mirarle, noto como tiemblan mi mano y mi voz. En ese instante todo a nuestro alrededor desaparece, para mi sólo existen esos Ojos Negros...

Cuatro años y medio después, tras un parto rapidísimo, unos pequeños Ojos Negros me miran con la misma intensidad y devuelven al instante en que conocí a su padre...

Quien diga que la magia no existe... Miente.

2 comentarios:

  1. Pensé que iba a tener que coserte en la ropa interior la A de "A pecado" (La letra escarlata)
    pero como siempre le has dado un giro genial y emocionante.

    Tres besos por tres son...

    Un camión de besos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ains ains Barbara que recuerdos con lo que he leido.4 años y medio despues, sigo queriendoos a los 3 como el primer dia.Millones de besos

    ResponderEliminar