martes, 26 de abril de 2011

El sevillano. Desempolvando recuerdos (4ª parte)

El jueves antes de mi 23 cumpleaños llamé a D y le pedí que me diera asilo politico en su casa de Sevilla, para pasar el fin de semana de mi cumple, me sentía fatal, entre otras cosas me sentia atrapada, en una relación que hacía aguas, en un trabajo con muchos jefes, 6, para una unica india, yo, que me estaba volviendo loca, asi que aproveché y como siempre D estaba alli para darme cobijo.

El sabado llegue a Sevilla, y D habia organizado una cena con unos amigos y despues pues saldriamos a tomarnos algo, la verdad es que de esa noche no recuerdo a nadie sólo recuerdo a C, "El sevillano" moreno, ojos verdes, guapo y simpatico el condenao como él sólo, estuvimos toda la cena charlando y riendonos, despues salimos y estuvimos toda la noche charlando, riendonos y cantando canciones de los Mojinos Escozios y volviendo a reir, nada sexual, nada sensual, sólo una conexión inmediata entre dos personas, él tenia su novia de toda la vida, y yo tenia ganas de no tener novio, asi que los dos estabamos muy comodos sin todo el rollo del ligoteo.

Volvi a Granada y en menos de 15 dias habia hecho las maletas y despues de casi 6 años volvi a casa.

Casi un año después me acababa de quedar si trabajo, estaba jodia, y en Algeciras, D me propuso irme con ella a Sevilla una temporada, y sin pensarlo mucho, por no decir nada me fui con ella, al poco tiempo a D le hicieron una encerrona, tenia que ir a una cita a ciegas, y bueno teniamos planeado un plan de rescate por si el tio era un plasta o un flipao, en fin que me quedé en casa esperando que sonara el movil para ponerme en movimiento rapido, cuando suena el timbre de la puerta, abro la puerta y alli estaba C con su inmensa sonrisa y esos ojazos verdes relucionedo como dos faroles, coño me quedé sin habla, y él que no tiene vergüenza ni la ha conocido, me dio un abrazo de oso, como pude le pregunté que que hacia alli, y me dijo que D le habia mandao a recogerme, porque ella estaba encantada con su cita a ciegas, y que nosotros ibamos a ir a dar nuestro visto bueno.

Asi que nos fuimos al bar, nos pedimos unas cervezas y la conexion hizo su aparicion, nos contamos que habia pasado en nuestras vidas desde que nos conocimos, estuvimos riendo, y mientras al otro lado de la mesa D charlaba embobada con su cita, C y yo la mirabamos, nos mirabamos y nos reiamos, termiamos por irnos a un garito para echar unos bailes y tomarnos unas copas, asi que alli estabamos los 4, C y yo riendonos, pasandolo estupendamente y D intentando ligarse a la cita, mientras C y yo mirabamos los pocos avances que hacian.

En un momento C me miró muy fijo y me dijo: Oye porque no les enseñamos como se hace, porque vamos a estar aqui hasta el año que viene y estos no se lian, y le contesté: Pues vale, y claro les enseñamos como se hacia, mientras D directamente alucinaba en colores.

Despues de ese dia C y yo pasamos unas noches muy interesantes, mucha risa, mucha charla y mucho buen sexo, hasta que un dia,  me dijo que se habia enamorao de una chica que habia conocido unos dias atras y por primera vez en mi vida un chico cortó conmigo, aunque tecnicamente no estabamos saliendo, pero que coño me dejó y me dolió, pero joder, habia sido sincero, no teniamos nada más que una amistad que incluia sexo, el estaba jodio porque su relacion de mogollon de años se habia ido a la mierda, y yo bueno, estaba sola que era lo que hasta ese momento queria estar. En ese momento descubrí una verdad absoluta, ser una puta relación-puente no me molaba ni un pelo

Al cabo del tiempo volví a Algeciras, y C se fue a vivir a Málaga, y como nunca perdimos el contacto nos llamabamos casi todas las semans, para ver que tal nos iba hablabamos de nuestras parejas o rollos o los no rollos mios, nos dabamos consejos, nos reiamos, y en algunas ocasiones tambien nos tocó llorar. Fui a verlo unos dias a Málaga, y aunque una vocecita en mi cabeza me dijo: joder que pena que lo nuestro no llegara a funcionar, siempre he sabido que C y yo estabamos destinados a ser amigos.

C es la unica persona con la que me he sentido suficientemente comoda para estar desnuda y hablar tranquilamente, a plena luz del dia en una playa, me enseñó a disfrutar de los trabubus, y a mirar más allá del horizonte. He dormido con él en la parte de atras de su furgoneta mirando las estrellas. Y con él siempre he sentido que me entendía, que no me hacia falta ser otra persona que simplemete él me aceptaba tal y como soy, por eso siempre le querré.

De C he aprendido:

Que no me mola para nada ser una relación puente, al final, aunque sepa que la cosa no da para más yo termino jodia.

Que por muy complicada que me crea que soy, siempre hay alguien que sabe leer en mi como un libro abierto.

Que aunque un hombre me fascine, puedo dejar al lado el sexo y quererle como amigo.

Que la mezcla de amigos y sexo no es para mi, al final no dejo de ser una zorra romantica y no dejo de creer en los vivieron felices... y eso lo complica todo.

2 comentarios:

  1. Ser una relación puente es una puñetera mierda, mejor no serlo o no encariñarse con nadie que este en una situación así. ¿Zorra romántica? Me ha encantado esa frase xD

    ResponderEliminar
  2. Kobal, pues si es una mierda eso de ser la relación puente de alguien.

    soy una zorra romantica porque voy de dura y al final no valgo un duro, jajajajajaja

    ResponderEliminar