lunes, 11 de abril de 2011

Mi primer amor, desmpolvando recuerdos (1ª Parte)

No pensé que me iba a resultar tan difícil retomar el blog, tampoco tenia previsto dejarlo durante tanto tiempo... Ahora no se por donde empezar, asi que haré un resumen rapido:

Finalmente me operaron el 14 de enero, todo salió muy bien, y como estaba rodeada de mi familia y de mis amigos, tuve que hacer de tripas corazón tragarme mis miedos y ser fuerte, esto siempre me ayuda, asi que entré en quirofano tranquila y salí de él sin la mitad de mi tiroides y con una sonrisa de oreja a oreja. 

El 7 de marzo operaron a Bebé de los oidos, la operó el mismo otorrino que me operó a mi, y todo fue muy bien.

Después de todo el drama que monté, todo ha salido bien, el alien era benigno y mis niveles hormonales un mes despues de la operación eran practicamente normales, con lo cual de momento no tengo que tomar tratamiento, en la proxima revision veremos como va la cosa.

Asi que en salud voy a cruzar los dedos, pero parece que se va viendo la luz al final del tunel...

En el plano laboral... sigo sin trabajo, lo cual no es una sorpresa ya que en estos meses he estado viviendo en un torbellino asi que la busqueda de empleo no ha sido mi prioridad...

En el plano personal, emocional y sentimental... esta la cosa muy jodia, por eso estoy aqui, porque necesito centrarme en buscar soluciones, recordar lo que he aprendido de mis antiguas relaciones (no todas son relaciones de pareja) recordar lo que cada una de ellas aportaron a mi vida, y que descubrí de mi misma en cada una de ellas, quizás asi pueda volver a reecontrarme conmigo misma, pueda volver a recordar quien soy y que es lo que NO quiero en mi vida y lo que es más importante que es lo que SI quiero en ella.

Por supuesto en este paseo por el pasado no estarán quizás todos los que fueron, pero si seran todos los que por una razón o por otra dejaron su marca o una lección aprendida en mi. No seguiré ningun tipo de orden, contaré sus historias y mis historias tal como me salgan, siempre teniendo en cuenta que será mi visión de las cosas y que por supuesto ellos seguramente las vivieron de forma distintas a mi.

El primer amor

Conocí a M con 12 años, me habia apuntado a un equipo escolar de voley y él estaba en el equipo masculino, tenía 14 años, era alto, delgado, tenia el pelo negro rizado con un corte a la taza que hacia destacar sus orejas de soplillo, para mi, era guapisimo, y por supuesto no se dió cuenta de que exisitia. 

Cuando entré en el instituto, me encontré que M estaba en mi clase y aunque nos habían presentado 3 veces volvió a pedirle a un amigo que nos presentara, claro que ser invisible para el chico que te gusta durante 2 años, y que te lo presenten 4 veces y que él nunca llegue a recodar que te habia visto antes, pues molesta un poco, así que allí delante de la puerta de la clase, el primer día de instituto, le mandé a la mierda le dije que era un gilipollas y que pasaba que me lo presentaran por cuarta vez.

El tiempo fue pasando y aunque M y yo no empezamos con buen pie, nos hicimos amigos, pasabamos casi todos los recreos hablando, bueno el me contaba como le iba  y sus problemas con su novia de turno y yo pues le decia lo que pensaba, sobretodo lo que le solia decir era que era un gilipollas, mientras miraba embelesada a un chico de 2º, para el cual por supuesto era invisible.

Mientras más embobada estaba yo con el chico de 2º, más intentaba M llamar mi atención, hasta que un dia se lió a puñetazos con el fantastico chico de 2º, y por supuesto que volví a mandar a M a la mierda y a decirle, si señor, que era un gilipollas.

El día de los enamorados, M me convenció para que le escribiera una poema de amor a su novia de turno, y despues de que la chica fuera corriendo a buscarlo, me acorraló en un rincón y se me puso a gritar que porque le habia escrito que la queria, a lo que yo le dije que eso es lo que se escribian en los poemas del dia de los enamorados que van a acompañados de claveles rojos, y el me dijo que no tenia derecho a escribir eso ya que era mentira, y claro volvi a mandarlo a la mierda y esta vez el solito se llamó gilipollas, cosa que yo corroboré sin ningun problema.

En la siguiente hora de clase, llamaron a la puerta y me entregaron un clavel rojo, con una nota que decia algo asi como: Perdona, pero si que soy un gilipollas, quieres salir conmigo?. Claro que yo me lo tomé a risa.

La verdad es que no tengo ni idea de como pasó, bueno si, una compañera de clase empezó a decirme que a M le gustaba yo, que se le veia en como me miraba, que habia dejado a todas sus novietas y que siempre buscaba la excusa para estar conmigo o sentado a mi lado, que todos se habian dado cuenta menos yo, despues empezaron la campaña sus amigos, uno a uno vinieron a comerme la cabeza de que M estaba colao por mi, y claro en un momento recordé que yo me habia enamorado de él casi 3 años antes, asi que porque no?? M era mi primer amor, no?. 

Quedamos en una discoteca donde durante buena parte de la noche estuvo buscándome, yo estaba entretenida bailando, ya que era practicamente mi primera salida nocturna, y cuando un amigo suyo por fin me localizó me echó la bronca por estar bailando en vez de buscando a M, asi que decidí cruzar la pista de baile, ya que durante toda la noche habia estado enfrente de mi mirandome, y le pregunté que le pasaba, entonces el me dijo con mucho misterio... aqui no! me cogio de la mano y  me llevo a un rincón un poco más oscuro, y empezó a divagar con que si se habia dado cuenta de lo buena persona que yo era, que si le gustaba mucho, que si tal que si pascual, como se me hacia tarde y me tenia que ir, además que me aburria un poco, le dije, bueno pero  me vas a besar o no? porque si no me voy a bailar y asi aprovecho el tiempo, M se me quedó mirando como si me hubiera crecido otra cabeza y yo me volví para irme, pensando que efectivamente era un gilipollas, pero me cogió, me volvió y me besó, si, si un beso con lengua, y claro a mi me temblaron las piernas, porque M tenia mucha experiencia con eso de los besos, pero cuando quiso meterme mano, le paré los pies y le dije que se tocara los huevos, me fui y el gritó, vale, pero ahora estamos saliendo y eres mi novia.

Asi que con un morreo ya tenia novio, claro que yo no dejaba que M me cogiera de la mano, porque yo no estaba dispuesta a ser una de sus novietas de turno.

Llegó el verano y una noche en uno de los conciertos que se daban en la playa, M me dijo que no podía estar conmigo porque claro, no dejaba que me cogiera de la mano, ni que me pusiera el brazo por los hombros, ni me dejaba meter mano, ni siquiera habia vuelto a dejarle darme un beso, asi que por todas estas razones no tenia más remedio que dejarme, a lo que yo le contesté: Pues vale, hasta luego que he quedao con Desi, nos vemos!, tuve que hacer algo mal, porque en el momento en que me daba la vuelta para irme, me dijo que no podia hacer eso, como llegaba tarde y al final me iba a perder de mis amigas no le pregunté que era la que se suponía que no podia hacer y seguí mi camino.

Una hora más tarde me encontró la novieta de turno de M a la que yo le habia escrito el poema el dia de los enamorados y venia echando espuma por la boca, me dijo que como habia podido dejar a M, y como él era el que me habia dejado a mi no entendí nada, uno a uno fueron viniendo todos sus amigos y todos me decian lo mismo que como habia podido hacerle eso a M con lo que M me queria, que estaba destrozado, asi que cuando ya me harté, me fui a buscarlo, y me lo encontré con su séquito de novias de turno consolandole, M estaba sentado en la acera llorando, me acerque, y le pregunté que si ese espectaculo era por mi, a lo que el contesto: pues claro, y yo le pregunté porque le habia dicho a todo el mundo que yo le habia dejado y el me dijo con toda su lógica: Es que tu no te pusiste ni un poco triste cuando te dejé y  yo le pregunté que porque lloraba, y el volvio con su logica aplastante: es que tu no te pusiste ni un poquito triste cuando te dejé.

Me di media vuelta y sin más me fui, en ese momento comprendí que no estaba preparada para entender a los hombres: y si estas interesada en ellos te vuelves invisible, si pasas de ellos e incluso les insultas o desprecias se vuelven locos por ti, pero si no accedes a que te metan mano en el pasillo del instituto te dejan y le hacen creer a todo el mundo que tu les ha dejado a ellos. 

Siendo una adolescente de 15 años recien cumplidos y con mogollón de problemas familiares, con un naciente pero fuerte sentimiento de odio por el mundo y con una magnifica vena borde, la mejor conclusión que pude sacar fue:
Intentar entenderlos consume demasiada energia, yo paso!

3 comentarios:

  1. Me duelen los ojitos de leer tanto, bienvenida de nuevo por la blogosfera!!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Wi.
    Un besote mu apretao

    ResponderEliminar
  3. Deberian tener manual de instrucciones claro que ellos pensaran igual de nosotras

    ResponderEliminar